ATENCIÓN PLENA

La Atención Plena o consciencia plena, se conoce en inglés como Mindfulness.

Es una práctica de desarrollo personal basada en la auto-observación y el entrenamiento mental, sustentada por la Neurociencia.

La práctica fomenta una presencia más aguda y equilibrada a través de ejercicios simples pero profundos como la observación de la respiración natural, la identificación y consciencia de nuestros pensamientos, emociones y estados de ánimo.

Jon Kabat-Zinn de la Universidad de Massachusetts, la popularizó           en Occidente desde el año 1979 al comprobar sus beneficios por medio de estudios rigurosos de Neurociencia. La evidencia despertó un interés a nivel global que sigue creciendo con los años.       

Habilidades que cultivamos con la práctica de Atención Plena

  • Aprender a escuchar el cuerpo
  • Mantener la mente presente y equilibrada
  • Mejorar la concentración
  • Despertar la creatividad
  • Tomar decisiones conscientes en armonía con nuestras                          necesidades
  • Aumentar la empatía
  • Escucharnos de manera profunda y compasiva

Beneficios potenciales de una práctica periódica de Atención Plena

  • Reducción del estrés 
  • Disminución de la ansiedad 
  • Fortalecimiento del sistema inmune
  • Resiliencia 
  • Estabilidad emocional

“La atención plena consiste en estar completamente despiertos en nuestras vidas. Se trata de percibir la exquisita intensidad de cada momento. También ganamos acceso inmediato a nuestros recursos internos propios y poderosos para la comprensión, la transformación y la sanación.” – Jon Kabat-Zinn

Galería de momentos